La germinación es el proceso mediante el cual una semilla se desarrolla hasta convertirse en una nueva planta. Este proceso se lleva a cabo cuando el embrión se hincha y la cubierta de la semilla se rompe. Para lograr esto, toda nueva planta requiere de elementos básicos para su desarrollo: temperatura, agua, oxígeno y sales minerales. El ejemplo más común de germinación, es el brote de un semillero a partir de una semilla de una planta floral o angiosperma. Sin embargo, el crecimiento de una hifa a partir de una espora micótica se considera también germinación

Fases de la germinación

1 Desarrollo del embrión.
2 Acumulación de reservas alimenticias. Éstas se fabrican en las partes verdes de la planta y son transportadas a la semilla en desarrollo. En las semillas denominadas endospérmicas, las reservas alimenticias se depositan fuera del embrión, formando el endospermo de la semilla. En las semillas llamadas no endospérmicas, el material alimenticio es absorbido por el embrión y almacenado en contenedores especiales llamadas cotiledones.
3 Maduración. Durante esta fase, se seca la semilla y se separa la conexión con la planta madre, cortando el suministro de agua y formando un punto de debilidad estructural del que se puede separar fácilmente la semilla madura.

Para lograr la germinación, la semilla necesita primordialmente agua y, dependiendo de la variedad de planta de que se trate, puede requerir mayor atención en cuanto a temperatura y condiciones de luz más específicas. Cada año, este ciclo de reproducción se repite de manera invariable. Sólo se alterará si cambian las condiciones del entorno. Así, si una planta de zona húmeda es cambiada de entorno y clima, haciéndolo más seco, esta planta se adaptará al cambio o morirá por no tener la capacidad de adaptarse a las nuevas condiciones climáticas. Teniendo las condiciones mínimas, la planta formará las semillas o las esporas. El viento o los animales se encargarán de llevarlos a tierras fértiles, reiniciando así el ciclo de la vida, con la formación de una nueva planta.

La emergencia de la raíz, que inicia el crecimiento de la plántula, está desencadenada por la presión de turgencia. El crecimiento inicial requiere la utilización de las sustancias de reserva que previamente se habían almacenado en el endospermo o en los cotiledones. Para ello, tiene que haber un proceso de hidrólisis previa y movilización que genere moléculas de pequeño tamaño que puedan ser utilizadas por la plántula en desarrollo. La hidrólisis de proteínas está catalizada por diversos tipos de endopeptidasas y exopeptidasas, que liberan pequeños péptidos y aminoácidos. La movilización de lípidos implica a tres tipos de orgánulos: los cuerpos lipídicos, los glioxisomas y las mitocondrias; las enzimas clave en la metabolización de los lípidos, que pueden ser transformados en hexosas, son la isocitrato liasa y la malato sintetasa, cuyos niveles aumentan notablemente durante la germinación.

El almidón, principal carbohidrato de reserva, puede hidrolizarse mediante la acción de α–amilasas y β–amilasas, o por la almidón fosforilasa, liberándose monosacáridos, disacáridos y oligosacáridos. La movilización de las reservas de fosfato se produce por acción de la fitasa. El embrión puede ejercer un control de las distintas actividades enzimáticas mediante la síntesis y liberación de fitohormonas.
El ejemplo más típico de control hormonal es el de la hidrólisis de almidón por activación de las α–amilasas mediada por giberelinas en semillas de cereales. Mientras que las giberelinas, y parece ser que también el etileno, tienen un claro efecto estimulador de la germinación, el ácido abscísico, por el contrario, inhibe los procesos relacionados con la germinación.

ventajas y desventajas de la germinacion

1. Mantienen las propiedades naturales de los alimentos y optimizan su funcionamiento porque no se someten a ningun proceso de industrialización

2. Están considerados como los alimentos más completos del mundo vegetal porque contienen nutrientes esenciales como enzimas, oligoelementos, aminoácidos, minerales y vitaminas
3. La concentración de enzimas favorece la regeneración de la circulación sanguínea y del aparato digestivo
4. La germinación facilita la absorción de los alimentos crudos
5. No ocasionan un aumentos de los leucocitos en sangre
6. No producen ácido úrico, por lo que las persnas que padecen la enfermedad de la gota pueden consumirlos
7. Tienen un gran contenido de vitamina C, por lo que proporcionan vitalidad al organismo y así previenen problemas digestivos
8. Contienen vitaminas A,D,E,K,U y dentro del grupo B, vitaminas B1, B2, B3, B6, B9 (ácido fólico), colina, niacina, inositol, biotina y B12.
9. Ricos en minerales como calcio y sílice, entre otros.

Cuál es el beneficio para el ser humano?

Al ser ahora los nutrientes mas disponibles y fáciles de absorber el cuerpo ahorra tiempo en la digestión (le gusta que las cosas se le hagan mas fáciles) para utilizar esa energía en otros procesos complejos como la reparación de tejidos, división celular, trabajando con el sistema inmune para combatir enfermedades, desintoxicando el hígado, etc.